La cicatriz del Castillo de Santa Catalina


Una cicatriz ha aparecido sesgando nuestra querida cara sur del Castillo de Santa Catalina. Lo que se presentaba como una agradable tarde de escalada, se convirtió en un triste día para los escaladores.

No sabemos el motivo, pero sospechamos que se trata de un camino similar al que siguiendo la carretera de Los Villares, llegará a Recuchillo.

Nos surgen algunas preguntas:

¿Para qué hacer este desembolso económico y agresivo para un entorno que está declarado como Parque Periurbano por la Consejería de Medio Ambiente?

  • Será para los ciclistas que ahora suben por la carretera o por la cara norte.
  • Será para los caminantes que hacen el PR-126 que discurre unos metros mas abajo.

¿Qué podemos hacer? Se aceptan propuestas, deja tu mensaje.

P.D. El tema es serio, por lo que pedimos seriedad en vuestros mensajes.

Una respuesta a «La cicatriz del Castillo de Santa Catalina»

  1. Hombre de Dios, para meter tubos siempre ha habido que abrir zanjas…

    Si no fuera por ese motivo sino por alguno de los que citas, ¿qué tendría de malo que se abrieran pistas para ciclistas? ¿Somos los escaladores el puñetero ombligo del mundo? Ya es quejarse por quejarse… algo que no nos afecta en nuestra actividad para nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.