No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, una nueva propuesta en la Bríncola.

El pasado 10 de octubre de 2013 quedó rematada una faena que duraba ya unos 12 años. En aquellas tardes del Salto de la Cabra a tres escaladores hartos de responder a la pregunta de foráneos: ¿Oye y allí enfrente no se escala?, nos decidimos a equipar una vía de corte moderno en una pared que ya contaba con 3 vías clásicas. Lo único que hemos podido conseguir de ellas, es este croquis extraído de una pequeña guía de 1979 de Fernando García Marqués.
En las numerosas incursiones en la pared para su equipación se han intentando eliminar las grandes rocas que cuelgan, pero para futuras repeticiones recomendamos tener especial precaución con la caída de piedras, pues la vía no esta totalmente limpia.
Definir la escalada de dificultad en la pared de la Bríncola es algo complicado, pero el termino PSICODEPORTIVA, creemos que la define bien. La secuencia de escalada eres capaz de leerla como un 6b o c pero la insolidez de la roca te obliga a esforzarte de 7a, de repente una rampa de tierra en la que avanzas un paso y retrocedes tres, o en el silencio de la reunión, oyes resoplar las piedras en el aire. Después de contaros esto deciros que solo se necesitan 20 cintas para repetirla pero eso si, NO OS ESPEREIS UNA VIA DEPORTIVA.
Con el paso de los años se nos esta olvidando el abecedario y los números del 1 al 9 por lo que los grados que aparecen en el croquis son orientativos.

Esperamos que la disfrutéis.

Antonio Berges (Bonsay), Jose Ramón Bellido (Inki) y Jose E. Carrillo (Kubata)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.