VENUS, TAN BELLA Y CON TAN POCOS PRETENDIENTES. by Salvador Casado


Haciendo honor a su nombre, referente a la diosa romana del amor, esta vía situada en el Tajo del Mingo, es de una extraordinaria belleza, especialmente su segundo largo, un diedro aéreo y generoso en agarres, que desploma en su parte final.


Reseña

Injustamente olvidada y poco repetida a pesar de ser uno de los referentes de la escala clásica en esta zona, al hacerla nuevamente este sábado día 10 de septiembre, me vuelvo a preguntar cuál será la razón de esta falta de pretendientes para esta belleza natural. Su grado (max. 6a+), no parece ser la causa principal de su falta de repeticiones, siendo quizás el escaso equipamiento y un cierto grado de exposición en los primeros metros de la vía, la que mantenga a nuestra diosa en su triste soledad.

Canalizo Primer Largo

Para intentar desmitificar, su leyenda y abrir su corazón a un mayor número de visitantes, voy a intentar describiros esta actividad.

Longitud de la Vía: 95 m

Grado de dificultad: L1 V+, L2 6a, L3 6a+

Horario: 3h – 3h y media.

Material: Juego de Fisureros bicoin

Juego de friends del 0.5 al 4

Excéntricos mediados a grandes (yo los lleve por si en el segundo largo me faltaban friends, y coloque más excéntricos que friends).

Largo 1: La vía comienza según la guía, a la derecha de un contrafuerte de la pared, debiendo hacerse 5 o 6 metros, que aunque no son difíciles, no permiten asegurarse, yo coloque un primer seguro en el tronco de una pequeña sabina. A partir de aquí unos metros fáciles y que ya permiten algo el aseguramiento, nos llevan hasta otro árbol, desde el cual una pequeña travesía a la derecha, nos mete en el diedro canalizo, con grandes bloques que parecen estables, fácil y que permite asegurarse a placer. La R1 cuenta con el único parabolt de toda la vía, reforzándose con un puente de roca, del que habrá que quitar el cordino viejo, para enhebrarlo con facilidad.

Nota: Puede ser que el largo comience por el centro del contrafuerte, seguramente parecido de dificultad pero más fácil de asegurar, sobre todo si llevamos algún clavo. De no ser así, no estaría de más colocar alguna chapa que proteja el comienzo del largo, por supuesto todo ello consensuado y con permiso de los aperturistas, que la cosa esta revuelta.

Largo 2: Un diedro vertical y aéreo que desploma en sus últimos metros, de roca muy buena y en el que podemos colocar todo lo que llevemos, sobre tallas medianas y grandes, es mantenido y con buena presa, sin presentar ningún paso duro, disfrute asegurado, aunque al final iremos con las pilas puestas.

La R2 es cómoda, tiene un clavo que no parece malo y que reforzamos con un fisurero y dos friends.

Largo 3: Comienza en la vertical de la reunión por una fisura ancha y un bloque, una vez superado, podemos ver las dos opciones que existen, una variante que continua en vertical por una fisura, y la vía original que discurre por una travesía hacia la derecha, mas fácil de hacer y asegurar de lo que parece a primera vista, y que nos coloca debajo del paso difícil del largo, que está asegurado con un clavo a medio meter y doblado, pero que se refuerza fácilmente, solo nos queda subir bien los pies y llegaremos a una presa buena que nos saca del paso, los 10 metros que restan hasta el final no son difíciles, pero no conviene precipitarse y asegurarlos por si se nos atragantan (hay un pequeño árbol que nos dificulta el paso y que podemos lazar).

Para montar la R3 ya en la cima del tajo, existen multitud de puentes de roca.

Actividad realizada por Salvador Casado Membrives, y Antonio Luis Casado Marmol, la tarde del 11 de septiembre de 2011.

4 respuestas a «VENUS, TAN BELLA Y CON TAN POCOS PRETENDIENTES. by Salvador Casado»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.